dscn6283
dscn6301cimg2268bull-terrier91bull-terrier89bull-terrier00

Camada Bull Terrier

500,00

Es un perro fundamentalmente de Compañía. No es un perro guardián.

En stock

Categoría:

Descripción del Producto

Es un perro fundamentalmente de Compañía. No es un perro guardián.

Carácter y temperamento:

El Bull Terrier es un payaso canino. Amigable, inquieto, simpático y muy cariñoso con la gente. Celoso, sobre todo respecto a otros perros..

Medidas:

El estándar de la raza, no establece una altura máxima a la cruz. Se establece un mínimo, de 35,5 cm; por debajo de esta talla, nos encontramos con el Bull Terrier Miniatura.

Actividad:

Es un perro que necesita un ejercicio moderado. Necesita jugar y correr diariamente, pero también es un perro muy dormilón.

Salud y cuidados:

Respecto a su salud, son perros generalmente sanos. En ejemplares de color blanco, pueden aparecer problemas dermatológicos. Los cuidados son sencillos al tratarse de un perro de pelo corto. Buena alimentación, cepillados con guante de goma habitualmente, paseos y ejercicio. No son adecuados para vivir en el exterior, son perros sensibles al frío, por lo que es deseable que vivan dentro de la vivienda.

Esperanza de vida:

Entre 12 y 14 años.

Aspectos peculiares de la raza:

Lo más peculiar de la raza, es su cabeza, absolutamente original, con forma ovalada, tanto vista de frente, como de perfil. También es interesante resaltar la gran gama de colores que pueden aparecer en la raza, aunque el más difundido es el blanco, y el más demandado por los particulares, el blanco con un parche en un ojo.

Hay que ser riguroso en su educación, ya que al ser perros muy inteligentes y algo testarudos, siempre intentarán conseguir lo que se propongan.

Historia:

En Inglaterra, existía una gran afición por la lucha entre perros, por lo que se criaban ejemplares, cruce de varias razas, para tal menester. Cuando en Gran Bretaña fueron prohibidas las peleas de perros en 1835, se convirtió en un perro más pequeño, que podría ser más fácilmente escondido bajo un abrigo, ante la llegada de la policía a las peleas clandestinas. También se utilizaban para peleas frente a toros, por lo que se necesitaban perros más ágiles y ligeros, que se conseguían cruzando perros tipo bulldog, con diferentes Terriers (por ejemplo Manchester Terrier o Black and Tan Terrier). Este Bull y Terrier, combinaba la agilidad y atención de los Terriers con la tenacidad y alto umbral del dolor de los Bulldog. En su origen, tenía la reputación de Gladiador de las razas caninas, que luchaba hasta la muerte para complacer a su amo.

A comienzos de 1850, James Hinks, de Birmingham, Inglaterra, se propone cruzar selectivamente los antiguos Bull and Terrier, con otras razas, entre otras el Terrier inglés blanco, actualmente extinguido, para obtener una mayor cabeza, un cuerpo más simétrico y con aplomos rectos. El resultado fue un perro tipo bull blanco, al que denominó Bull Terrier. Durante toda su vida, Hinks, únicamente crió perros blancos. También se la conocía como Caballero Blanco, ya que si bien, era un peleador contundente, jamás provocaba una pelea.

Otra serie de razas han estado en el origen del actual Bull Terrier, con el único fin de dar la actual forma de huevo, pero realmente, no se sabe a ciencia cierta qué razas han intervenido efectivamente. Dálmata, Greyhound, Foxhound , Borzoi y/o Whippet, pueden haber intervenido en la creación del Bull actual.

Cuando se prohibió el corte de orejas, se empezó a seleccionar perros con orejas erectas.

En 1917, nació el primer Bull Terrier moderno: Lord Gladiator, fue el primer perro con un perfil sin stop, es decir sin depresión fronto-nasal.

Debido a los problemas de sordera relacionados con los perros blancos, se introdujeron otros colores en la raza. La persona que es conocida por el desarrollo de los Bull Terriers de, es Ted Lyon, cuyo color preferido era el atigrado.

El primer Club de Bull Terrier, nació en Inglaterra en 1887. En 1888, se publicó el primer estándar de la raza.

Información adicional

Peso 10 kg
Dimensiones 35.5 cm